Nos Imponen los Impuestos (1)

Estamos ya en plena Campaña de la Declaración de la Renta de este año y esto nos trae, yo creo que a todos sin excepción, un poco (o un mucho) por la Calle de la Amargura. Así que creo que el temita bien merece un poco de atención.

Yo, de Economía, poco; y de Finanzas, bastante menos; por lo tanto no voy a enredarme con estas palabrotas… Y no las llamo palabrotas por feas (aunque bonitas tampoco son), ni por insultar (que ahí mejor no me meto), sino porque me resultan GRANDES. Como imagino que te pasará a ti, al otro y a casi todos los demás.

Por lo tanto, voy a comentar este asunto desde un punto de vista más emocional.

Me vas a permitir que juegue un poco con el doble sentido de la palabra Impuestos, porque, al final, y tanto en lo que tiene que ver con Hacienda, como en esas otras cosas que no nos apetecen, pero que no tenemos más remedio que asumir, todo queda reducido a una sola expresión: Lo que se nos impone. Y es precisamente porque se nos impone, por lo que se lleva tan mal, se hace a regañadientes y, en la medida de nuestras capacidades o de nuestra osadía, se intenta esquivar.

Quizá serían los propios funcionarios del Ministerio de Hacienda los que mejor podrían hablar hoy de este tema, especialmente si se trata de hablar sobre la actitud que, en términos generales, manifiesta el ciudadano “de a pie” frente a sus mostradores o nada más traspasar las puertas de ese recinto que, más que un edificio destinado al servicio público, se percibe como un patíbulo o una cámara de torturas.

Porque no creo yo que nuestro talante sea demasiado amistoso cuando llega por fin esa infausta mañana, en la que, tras mucho retrasarlo, quizá con la esperanza de que un milagro nos evite semejante comparecencia, allá vamos, tú, yo, y todos los demás sufridores, con nuestros papeles debajo del brazo, con una expresión en la que se hace patente un cierto matiz avinagrado y con un renqueo similar al que presentaríamos si nos hubiéramos echado, de golpe, veinte años encima.

No es para menos, Si hay algo que nos duele especialmente es que nos apuñalen en el bolsillo, por aquello de que nos hace daño desprendernos de lo que tanto esfuerzo nos ha costado conseguir y, en el supuesto de que no haya sido demasiado el esfuerzo invertido, no es menos cierto que el dinero ganado o conseguido, de una u otra forma, es de esas cosas que quedan revestidas inmediatamente con la capa de la Propiedad; lo que hace que, si bien podemos disponer de ello y hacer con ello lo que queramos, sin embargo, al no ver en ese desprendimiento una utilidad que revierta sobre nosotros mismos, de forma inmediata, nos parece que nos lo están robando y nadie se brinda gustoso a que le roben (a no ser que vaya a cobrar un suculento seguro, pero eso es otra historia).

Además, y para rizar el rizo, está el agravio comparativo. Y me refiero a todos aquellos listos que se lo montan a lo grande en los llamados paraísos fiscales; o de aquellos otros (no sé si llamarles listos también o emplear un término que sí podría considerarse en puridad una Palabrota) que han arramblado con todo lo que han podido y encima se les brinda una amnistía fiscal

Mejor no sigo por ese camino, porque se me están empezando a desatar una sarta de emociones que… ¡uffff!…

Además, llegado a este punto, creo que lo voy a dejar, porque no quiero cansarte. Si te parece, te emplazo para el próximo día y te sigo contando…

10 pensamientos en “Nos Imponen los Impuestos (1)

  1. belle news

    Your style is so unique in comparison to other folks I’ve read stuff from. I appreciate you for posting when you have the opportunity, Guess I will just bookmark this page.

    Responder
  2. slut

    This is the right web site for anybody who wishes to find out about this topic. You realize so much its almost tough to argue with you (not that I actually would want to…HaHa). You definitely put a fresh spin on a subject which has been written about for a long time. Excellent stuff, just excellent!

    Responder
  3. RS-232 RS-422 RS-485

    Sorry for my bad English.I wish to convey my affection for your kindness giving support to all those that must have guidance on in this niche. Your very own dedication to passing the message throughout has been exceptionally invaluable and have constantly permitted guys and women much like me to achieve their endeavors. This warm and helpful report means a great deal a person like me and even more to my mates. Thanks a lot; from all of us.

    Responder
  4. phone 2016

    Right here is the right website for anyone who really wants to understand this topic. You understand a whole lot its almost tough to argue with you (not that I personally will need to…HaHa). You certainly put a brand new spin on a subject that has been discussed for many years. Excellent stuff, just wonderful!

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *