Archivo por meses: Abril 2013

Comenzamos…

Estoy como un niño con zapatos nuevos… Porque estoy de estreno y siento la ilusión del estreno.

Pero también siento mucho más; porque me estoy asomando a una ventana que no es como cualquiera de las de mi casa. Me estoy asomando a una ventana que es como un gran escaparate, donde me puede ver una cantidad tan abrumadora de gente que, tal posibilidad, me provoca emociones contradictorias.

Y he decidido abrir esta ventana precisamente para hablar de emociones, de sentimientos, de actitudes… de todo aquello que constituye esa parte tan inmensa como desconocida del ser humano: la psique.

Estas palabras de hoy no son más que una presentación, una “première” para mí en el gran escenario de internet y, por tanto, no me alargaré mucho. Pero quiero dejar en el aire algunas cuestiones… para abrir boca.

¿Cómo es posible que en algo tan pequeño como es nuestro envase corporal quepa algo tan inmenso como la mente?

¿Cómo es posible que, a pesar de nuestras evidentes limitaciones, generemos una actividad mental de una magnitud sin límites?

A lo largo de mi ejercicio profesional, y son ya unos cuantos, muchos, años, me he encontrado con todo tipo de situaciones de gran carga emocional y con todo tipo de reacciones, actitudes, pensamientos y conductas y os puedo asegurar que no ha habido día que no me haya sorprendido por algo; lo que me lleva a pensar en lo que todavía queda por descubrir en el maravilloso campo de la Psicología.

Por eso me he decidido a escribir sobre todo ese mundo emocional que es tan nuestro, que están tan dentro de nosotros, que forma parte de lo que somos y que, sin embargo, nos resulta tan desconocido.

No os quiero aburrir, ni quiero que os canséis de leer, así que hoy seré breve… Ya vendrán días de más; ya vendrán temas en los que sí será necesario que me extienda; pero este no es el caso. No obstante, me gustaría terminar planteando algunas cuestiones que considero importantes:

¿Qué significa sentir?

¿Qué es un sentimiento?

¿Qué sentimos cuando sentimos?

¿Qué sentimos cuando no sentimos?

¿Por qué sentimos lo que sentimos cuando lo sentimos?

Me gustaría que este blog se convirtiera en una página abierta y que os comuniquéis conmigo; que me deis vuestra opinión sobre lo que escribo y que me hagáis las consultas que queráis. Intentaré responderlas… en la medida de mis posibilidades. Me gustaría contar con vosotros en esta maravillosa aventura…

… Y espero ser una buena compañera de viaje.